Reiki sanación: ¿en qué consiste?

buda con energia que se utiliza en el reiki


Reiki sanación es una técnica ancestral que permite canalizar la energía a través de la imposición de manos. Como tal, es una terapia de medicina alternativa que se enfoca en distintas posturas de manos, utilización de símbolos y mantras para dirigir la energía corporal. Como consecuencia de este proceso, se logra restaurar el equilibrio energético corporal, lo que lleva a una curación física y/o espiritual.

Reiki significa “energía cósmica” o “energía universal”. Etimológicamente, en el contexto de la cultura japonesa, “Ki” es el poder creador del universo y representa la energía vital. Por su parte, “Rei” es la Luz, la conciencia que soporta todo ese poder inteligente del cosmo.

Aunque el reiki sanación es una terapia ancestral, su práctica cayó en el olvido hasta que fue rescatada por el monje y catedrático japonés Dr. Mikao Usui, quien se convirtió en el primer Maestro Reiki y multiplicador de la terapia. Precisamente, fue el Dr. Usui quien estableció los principios básicos del reiki, los cuales generan pautas de conducta que llevan a un proceso evolutivo sano y desarrollo personal.

¿Cuáles son los principios del reiki?:

  1. Solo por hoy no te enojes.
  2. No te preocupes.
  3. Solo por hoy trabaja con honradez.
  4. Se amable con quienes te rodean.
  5. Solo por hoy agradece los abundantes dones.


El reiki sanación es considerada como una terapia holística ya que trabaja de manera íntegra todos los aspectos del ser humano. Su objetivo es alcanzar el bienestar global, atendiendo todos los planos del “Ser”. Como terapia sanadora puede ser recibida por cualquier persona, existiendo protocolos especiales para el tratamiento de mujeres embarazadas y niños pequeños. También puede utilizarse en animales, plantas, lugares y objetos específicos.

Durante un tratamiento con reiki sanación se disuelven los bloqueos energéticos y se produce un profundo estado de relajación que ayuda a reducir el estrés y liberar sentimientos reprimidos. De esta manera el individuo toma conciencia de su ser y se nutre de su propia energía vital.

Limpieza energética reiki: ¿para qué sirve?

El tratamiento de reiki sanación busca restaurar el balance natural del campo bioenergético de las personas. De esta manera se logra aliviar los síntomas que afectan el plano físico, mental, emocional y espiritual que relaciona cualquier condicionamiento que provoca conductas perjudiciales y conflictivas.

En este contexto, todos los seres vivos poseen un campo energético propio que se conoce como el aura. Esta energía rodea, protege y permite que se comuniquen con el entorno. A través del aura se reciben estímulos y energía del ambiente o de otras personas. En la medida que se encuentran limpios las vías de conexión, más abiertos estarán los canales con que se trasmiten y reciben estas energía.

Este campo energético puede verse debilitado debido al tipo de alimentación, pensamientos negativos, estrés, baja autoestima, depresión y muchos otros factores. Como consecuencia de la acumulación de estos factores negativos, el campo energético puede verse sobrecargado y colapsar. Esta es una de las razones por las que la limpieza energética es necesaria.

Las limpiezas energéticas no solo sirven para equilibrar el campo energético de las personas. También se utilizan para equilibrar lugares, ambientes, objetos o casas.

Beneficios del Reiki

En un contexto general, la limpieza energética reiki tiene como objetivos:

  • Transforma la energía negativa en positiva para generar salud, amor, paz y bienestar.
  • Interviene en el alivio de las dolencias físicas.
  • Mejora y estabiliza el sistema inmunitario.
  • Incrementa la regeneración física, aumenta la vitalidad y la resistencia en general.
  • Incrementa.
  • Relaja la mente, alivia la tensión, el estrés y equilibra las emociones.
  • Ayuda a eliminar los hábitos nocivos.
  • Regula los sistemas del cuerpo, estabiliza la presión arterial, la frecuencia cardiaca, etc.
  • Inspira el optimismo y la energía positiva


En conclusión, la limpieza energética utilizando reiki es una puerta abierta a la sanación y paz interior, que ayuda a reconectar con la sensación de felicidad y mejorar la calidad de vida de las personas.

Reiki sanación y chakras


Los chakras son los centros energéticos por los cuales circula la energía, de allí su importancia en las terapias de reiki sanación. Los chakras regulan los ciclos de absorción y salida de la energía. Asimismo, son responsables de la redistribución de la energía a través de los diferentes canales energéticos o NADIS.

El reiki sanación como terapia energética ayuda a equilibrar las chakras para prevenir enfermedades, recuperar el tono vital y eliminar cualquier malestar emocional. Debido a que existen varios tipos de chakras, asociados a diferentes partes del cuerpo, existen tratamientos específicos para cada tipo de chakra o zona del cuerpo asociada a ellos.

Durante una sesión de reiki sanacion y chakras se emplea la interacción de los campos energéticos para buscar contrarrestar los síntomas adversos que se observan en el plano físico, emocional o mental. Cada chakra se encuentra relacionado con un órgano específico y, por lo tanto, determina ciertos tipos de conducta o emociones.

Chakras que se trabajan en la sanación

La limpieza permite abrir y activar los chakras para que el hombre tome conciencia de los diferentes planos de la existencia. En general, se conocen siete chakras principales y cada uno tiene una frecuencia única que se identifica con cada uno de los colores del arcoíris. Estos son:

  1. Chakra de la raíz o Muladrhara, de color rojo, localizado en la base de la columna vertebral. Representa el centro de la energía y la supervivencia.
  2. Chakra sacro o Swadhisthana (naranja), ubicado al lado del ombligo. Equilibra la sensibilidad y la capacidad de respuesta.
  3. Chakra del plexo solar o Manipura (amarillo), localizado en la parte inferior de las costillas. Relaciona la energía asociada a la autoconfianza.
  4. Chakra del corazón o Anahata (verde), ubicado en el centro del pecho. Proporciona poder y revitalia con las fuerzas del amor.
  5. Chakra de la garganta o Vishuda (turquesa). Se asocia a la creatividad.
  6. Chakra del tercer ojo o Ajna (indigo), localizado en el centro de la frente. Conecta la sabiduría y la mente universal.
  7. Chakra de la corona o Sahashara (purpura), ubicado en la cabeza. Representa la espiritualidad.
mural con los siete chakras

Reiki para limpiar el aura


El aprendizaje del reiki supone varios niveles de capacitación en las técnicas terapéuticas involucradas. El primer nivel está representado por el barrido del aura, la cual es una técnica poderosa para la prevención de enfermedades y el aumento de la energía.

El aura está representada por un cuerpo etéreo localizado alrededor del cuerpo físico. Es un campo energético y como tal es susceptible a la influencia de las terapias reiki. Adicionalmente, el aura tiene colores que varían dependiendo de las personas y su estado mental o anímico.

Antes de que cualquier enfermedad o desequilibrio se manifieste en el plano físico, aparece reflejada en el astral. Por lo tanto, utilizar el reiki para limpiar el aura ayuda a contrarrestar el proceso, mejorar el ánimo, recuperar la salud del cuerpo, incrementa la creatividad, la intuición y activa la atracción entre las personas.
Antes de cualquier sesión de reiki es fundamental realizar un barrido del aura para facilitar la absorción de energía y mejorar el flujo energético durante la terapia.

Técnica ancestral para sanar el cuerpo

Aunque existen diferentes forma de aplicar el barrido del aura, esta representa la manera más sencilla y práctica de hacerlo. Para realizar el barrido se emplean principalmente las manos adoptando diferentes posiciones: en forma de copa y con los dedos extendidos, las cuales se emplean alternativamente.

En primer lugar, se inicia moviendo la manos hacia abajo, comenzando por la cabeza, hasta llegar a los pies. Al terminar el recorrido se sacuden las manos, una contra la otra, como si se sacudiera tierra adherida. Durante la sesión las manos deben mantenerse separadas del cuerpo por lo menos entre tres o cuatro centímetros, sin acariciar ni arañar.

Seguidamente, se inicia nuevamente el movimiento empezando por la cabeza. El movimiento se repite por los menos seis veces, alternando la posición de las manos. Se recomienda realizar la limpieza del aura por lo menos una vez a la semana.

También puede interesarte energía cuántica para sanar

Limpieza energética de ambientes con reiki


Los espacios, ese entorno que nos rodea, el ambiente a nuestro alrededor, usualmente se carga de toda esa energía que danza sin rumbo y no sabemos canalizar. En ocasiones, cuando ingresamos a alguna habitación, podemos notar la tensión reinante, una pesadez que trasciende más allá de la razón misma.

Dicha situación se puede arreglar, a través de una limpieza energética de ambientes con reiki, podrás notar como el ambiente recupera su armonía original y se restablece la paz y el sosiego perdido. En este sentido es necesario recordar que la energía es parte esencial del mundo y el terapista reiki se transforma en un catalizador para liberar esas energías acumuladas a través de la invocación de símbolos. La limpieza energética busca renovar las vibras presentes en el ambiente para poder aprovecharlas plenamente.

Por lo general los símbolos de reiki se enseñan en el segundo nivel de formación y son esenciales para los procesos de limpieza de ambientes. Estos símbolos actúan como sellos activadores de diferentes frecuencias de alto nivel vibratorio. Estos son: Cho Ku Rei (energía), Sei HeKi (emoción), Hon Sha Ze Sho Nen (tiempo y espacio) y Ho Sa Nna (ayuda y salvación).
Limpiando el hogar de malas vibraciones

¿Para que sirve?

La limpieza del ambiente con reiki influye sobre las constantes vibracionales y ayuda a armonizar y vitalizar el ambiente que nos rodea. De esta forma se eleva el potencial energético del lugar en beneficio de las personas que lo habitan o hacen vida común.

Como mencionamos previamente, para la limpieza se invocan los símbolos reiki. En primer lugar, el ambiente debe estar cerrado y las esquinas despejadas para circular con libertad. Iniciando en el centro de la habitación, se traza un símbolo Cho Ku Rei en el aire. Seguidamente, se recorren las esquinas del recinto, siguiendo el movimiento de las agujas del reloj, terminando en la esquina en la cual se inició. En cada esquina se traza el símbolo y se nombra tres veces.

Limpieza energética de casas con reiki


Uno de los ambientes que debe ser más reconfortante para las personas es el hogar. Esta es una de las razones por las que la limpieza energética de casas con reiki cobra vital importancia. Por lo general, es un tratamiento que se recomienda realizar por la mañana, apelando a la fuerza vital del entorno, la cual es generada por los rayos del sol.

Antes de iniciar la limpieza energética es fundamental realizar la limpieza física de los espacios, y no hablamos solamente de eliminar el polvo y la suciedad, sino también todos los elementos que no necesitan estar dentro de las habitaciones, están en desuso o ya no son de utilidad. Las estrategias recomendadas con los objetos que todavía tienen utilidad es vender o donar antes de tirar.

La limpieza energética de las casas se recomiendan ampliamente en casos de una mudanza reciente, ya que ayuda liberar la energía pasada encerrada en las habitaciones y depura el ambiente de situaciones que escapan de nuestro control como la energía de personas enfermas, situaciones conflictivas no superadas o cualquier tensión vivida en el hogar.

También se sugiere en el caso de establecimientos comerciales que presentan un alto flujo de personas y son propensos a acumular estas energías mal canalizadas que atentan contra la prosperidad del local comercial.

Para limpiar el hogar se procede como en el caso de la limpieza del ambiente, pero se complementa con el símbolo Ho Sa Nna, en las paredes de las habitaciones, Hon Sha Ze Sho Nen en las aristas de los cuartos y terminando con Cho Ku Rei. La limpieza energética de la casa busca lograr la prosperidad económica y la armonía familiar bajo las diferentes situaciones que se viven en el entorno.